martes, 29 de abril de 2014

Por la gracia de Dios estuvimos dando una serie de conferencias de evangelismo Biblico en Los Mochis Sinaloa, nos acompañaron cristianos de 4 iglesias, con un hambre y sed de conocer y aprender como compartir el evangelio biblicamente, agradecemos la hospitalidad de los fieles hermanos de la Iglesia anfitriona, la Iglesia Bautista Getsemani dirigida por el pastor Jared Rodriguez,  después de las conferencias salimos a predicar al hospital de la ciudad, mira lo que paso en este vídeo. CLIC AQUI

domingo, 20 de abril de 2014

Un Cuerpo Glorificado: La Resurreccion Ilustrada

Un Cuerpo Glorificado: La Resurreccion Ilustrada

Por John MacArthur
Como vimos en el post del lunes, la resurrección del cuerpo es un elemento esencial de nuestro futuro en los cielos. Los creyentes disfrutarán de la eternidad en la presencia de Dios en cuerpos glorificados y perfectos. Pero ¿qué sabemos acerca de esos cuerpos? ¿Cómo funcionan y como van a ser? El apóstol Pablo nos da una idea en 1 Corintios 15:35-49.
Pablo usa una serie de comparaciones para explicar la resurrección de la carne. El primero es un ejemplo tomado de la propia enseñanza de Cristo. Jesús dijo: “En verdad, en verdad os digo que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, produce mucho fruto.” (Juan 12:24).
El apóstol aplica la misma imagen de la resurrección corporal: “¡Necio! Lo que tú siembras no llega a tener vida si antes no muere; y lo que siembras, no siembras el cuerpo que nacerá, sino el grano desnudo, quizás de trigo o de alguna otra especie.” (1 Corintios 15:36-37). Cuando se planta una semilla, lo primero que hace una semilla es morir. Se entra en la tierra, comienza el proceso de fermentación y descomposición, y eso es lo que desencadena la nueva vida. Del mismo modo nuestros cuerpos morirán, serán colocados en una tumba, y luego ser resucitados, al igual que una semilla muere y produce una planta esto es mucho más glorioso que la semilla.
Además, la semilla contiene el patrón para la planta que crece. Todo el código genético de todo un árbol de roble está contenido dentro del núcleo de la bellota. Del mismo modo, nuestros cuerpos resucitados tienen un parecido con el cuerpo que es sepultado, pero con mucha mayor gloria. Vamos a ser nosotros mismos, sólo que perfectos. Y la descomposición de lo terrenal sólo facilitará la reconstrucción de una resurrección del cuerpo glorificado, con ninguno de los defectos de la edad, pero con todo lo necesario para llevar una vida perfecta en el cielo.
Eso responde a la pregunta “¿Cómo resucitarán los muertos?” (1 Corintios 15:35). Pablo emplea una segunda ilustración para responder a un segundo desafío del escéptico: “¿Con qué clase de cuerpo vienen?” La pregunta del burlador sugiere que es absurdo pensar que la carne humana normal sería apta para la vida en el cielo. La respuesta de Pablo señala que es absurdo pensar en la resurrección del cuerpo como carne humana “normal.”
Después de todo, incluso en nuestro conocimiento terrenal limitado “No toda carne es la misma carne, sino que una es la de los hombres, otra la de las bestias, otra la de las aves y otra la de los peces.” (1 Corintios 15:39). El cuerpo resucitado será sin duda una variedad diferente de carne de lo que conocemos por la experiencia terrenal. Será carne humana literal, pero gloriosamente y perfectamente hecha. Será tan diferente de nuestra carne terrenal como la carne de pescado lo es de la carne de aves.
Haciendo otra comparación, Pablo dice: “Hay, asimismo, cuerpos celestiales y cuerpos terrestres, pero la gloria del celestial es una, y la del terrestre es otra. Hay una gloria del sol, y otra gloria de la luna, y otra gloria de las estrellas; pues una estrella es distinta de otra estrella en gloria.” (1 Corintios 15:40-41). Puesto que Dios hizo todo, desde la más diminuta criatura microscópica de una galaxia masiva llena de sistemas estelares, Él puede hacer cualquier tipo de cuerpo que Él quiera. La creación de Dios está llena de una infinita variedad. ¿Por qué cuestionar Su capacidad de crear carne humana que es apta para el cielo?
Juntando todos estos ejemplos juntos, Pablo concluye:
Lo mismo sucede con la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, se resucita en incorrupción. Se siembra en deshonra, resucitará en gloria. Se siembra en debilidad, resucitará en poder. Se siembra un cuerpo natural, resucita un cuerpo espiritual. Si hay un cuerpo natural, hay también un cuerpo espiritual. (1 Corintios 15:42-44)
Todo esto para decir que en el cielo tendremos cuerpos reales que serán permanentemente y eternamente perfectos. Usted nunca va a mirar en un espejo y observar arrugas o una caída de cabello. Usted nunca tundra un día de enfermedad. Usted no va a ser susceptible a lesiones, enfermedades o alergias. No habrá ninguna de esas cosas en el cielo. Sólo habrá una absoluta e imperecedera perfección.
Sin duda, tendremos habilidades sobrenaturales en los cielos. Recuerde que la ciudad celestial es 1,500 millas de alto. No creo que tendrás que esperar a los ascensores para llegar a la cima. Usted, sin duda, tiene la capacidad de volar, o, si lo desea, sólo tiene que ser transportado allí en un instante, de la misma manera que el cuerpo resucitado de Cristo podría parecer desaparecer y reaparecer en otro lugar a voluntad.
Por encima de todo, vamos a ser como Cristo. Pablo escribe:
Así también está escrito: El primer hombre, Adán, fue hecho alma viviente. El último Adán, espíritu que da vida. 46 Sin embargo, el espiritual no es primero, sino el natural; luego el espiritual. El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre es del cielo. Como es el terrenal, así son también los que son terrenales; y como es el celestial, así son también los que son celestiales. (1 Corintios 15:45-48)
En este pasaje, Pablo contrasta las cabezas de dos familias. Adán es nuestro padre según la carne, lo que significa que él es la cabeza de la raza humana. Cristo es la cabeza espiritual, y la primera entre la raza redimida. Al igual que nuestros cuerpos terrenales son descendientes del de Adán para parecernos a él, así en el cielo seremos semejantes a Jesucristo, que es incorruptible, eterno y glorificado, poderoso y espiritual. Según Filipenses 3:21, Dios “transformará el cuerpo de nuestro estado de humillación en conformidad al cuerpo de su gloria.”
Así que la mejor imagen de lo que vamos a ser en el cielo es el cuerpo resucitado de Jesucristo. Vamos a tener un cuerpo apto para la vida plena de Dios para habitar y expresar siempre. Vamos a ser capaces de comer, pero no vamos a necesitarlo. Tendremos cuerpos que se mueven a su antojo por el espacio y la materia. Nuestros cuerpos serán eternos e incorruptibles; no sabremos nada de dolor, lágrimas, pena, enfermedad o muerte.
Nuestros cuerpos resucitados serán brillantes en su esplendor. El cuerpo glorificado de Cristo se describe tan brillante como el sol en su fuerza (Apocalipsis 1:16). En una promesa del Antiguo Testamento, la Escritura compara nuestros cuerpos glorificados con el resplandor de la luna y las estrellas: “Los entendidos brillarán como el resplandor del firmamento, y los que guiaron a muchos a la justicia, como las estrellas, por siempre jamás.” (Daniel 12:3).
¿Puede ver por qué es irracional buscar nuestra mayor alegría y consuelo en esta vida? El plan de Dios, para hacernos como Cristo, es infinitamente mejor.
(Adaptado de The Glory of Heaven )

Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B130703
COPYRIGHT ©2013 Grace toYou 
Tomado de http://evangelio.wordpress.com/

miércoles, 22 de enero de 2014

Un poco de la vida de George Whitefield (1714-1770)

A los quinse años George Whitefield (1714-1770), hijo de  un tabernero, comenzó  a trabajar detrás de la barra. Cuando el bar cerraba subía las escaleras a su habitación y leía su biblia a la luz de muna vela robada. Así comenzó la vida devocional de un hombre que más tarde inició reavivamientos religiosos a lo largo de toda Gran Bretaña y Norteamérica, y que inició  la fundación de unos 50 colegios y universidades en los Estados Unidos. 

Más tarde la asociación de Whitefield con el club santo de los Wesley profundizó su vida espiritual.

El decía con respecto a sus devociones: comencé a leer las sagradas escrituras sobre mis rodillas, dejando de lado  todos los demás libros, y orando, si era posible, sobre cada línea y palabra…

“Oh! Qué dulce comunión tenía  diariamente… con DIOS en oración!... con cuánta seguridad sentía que Cristo moraba en mí, y yo en él!, y cuánto caminaba diariamente  en el consuelo del Santo Espíritu, y era edificado y refrescado en la multitud de la paz! No es  que  siempre  estuviera sobre el monte; a veces una nube me cubría; pero el sol de justicia rápidamente la hacía levantar y desaparecer, y sabía que era Jesucristo el que se revelaba a sí mismo a mi alma.

“Siempre observé, a medida que mi fuerza interior se incrementaba, que mi esfera exterior de acción se incrementaba proporcionalmente… Por muchos meses  estuve  casi siempre sobre mis rodillas, para estudiar y orar… De cuando en cuando, el Espíritu Santo me llevaba al conocimiento de las cosas divinas, y he sido dirigido, por la observación y la lectura de la Escritura de esta manera, aun en las mínimas circunstancias, tan abiertamente como lo eran los judíos cuando consultaban el Urim y el Tummin sobre  el pecho del sumo sacerdote.”
 (George Whitefield, A Short Account (1740), en Harold L. Calkins, Master Preachers: Their Study And Devocional Habits; Washington D.C., Review and Herald Pub. Assn., 1960, págs. 14, 15) 

Cuando las iglesias de Londres se cerraron para él, Whitefield tomó como su congregación a los mineros de Bristol. Pronto estaba predicando al aire libre a unas 20.000 personas, de pie con lágrimas que cortaban surcos blancos a través del polvo de carbón en sus rostros”. Frecuentemente sus sermones se extendían por cuatro y aún seis horas, a veces con el auditorio de pie bajo la lluvia para escuchar su mensaje.

La oración y el estudio de la biblia se combinaron para dar  poder a los 18.000 sermones que  predicó en los dos continentes. (Calkins, op. cit., págs. 13,14). 

domingo, 29 de diciembre de 2013

Mañana es muy tarde. Abraham Robles

El día de ayer salimos un grupo de cristianos de nuestra congregación a un parque público de una colonia de la ciudad, donde iniciamos una célula hace unos meses, en la reunión nos enfocamos primero a orar y meditar en la biblia, después salimos a evangelizar en el parque público de la colonia. El día de ayer era una noche fría, pero salimos a compartir el mensaje la cruz, Dios ha puesto en nuestros corazones estar cada jueves en ese lugar, deseando que Dios nos dé el privilegio de hacer discípulos.

Solemos testificar de dos en dos, en esta ocasión salí con mi hno. (de sangre) Isaac, el parque estaba casi solo, pero caminando nos topamos de frente a dos jóvenes (novios) de aproximadamente 18 años, el muchacho venia escuchando música con volumen alto en su celular, pero Isaac y yo los saludamos y les entregamos el tratado del billete de millón de dólares, el joven expresó en tono de buen humor ¡ojala fuera de verdad! pero Isaac les pregunto algo muy interesante:

-ustedes ¿Qué harían con un millón de dólares? 
El muchacho respondió:
-comprarle una casa nueva a mi mama
-ah eso es bueno! respondió Isaac. 
Después continúo con otra pregunta más importante.
-¿Qué crees que te interesará dentro de 100 años? El muchacho respondió que no sabía, que no tenía la menor idea, sin duda esta pregunta apuntó directamente a la eternidad.

Isaac le explicó que después de la muerte Dios nos juzgará de acuerdo a sus leyes que son los diez mandamientos, le preguntó si alguna vez había mentido, robado o adulterado, el respondió con humildad que sí a cada una de las preguntas, ya para ese momento había bajado totalmente el volumen de su música y su novia estaba muy atenta, Isaac le pregunto si se consideraría culpable ante Dios, el respondió que sí,  le explicó que la consecuencia del pecado es el infierno, que es como la cárcel eterna de Dios, le preguntó si le preocuparía ir haya, él dijo que no sabía, que probablemente podría ir por un tiempo y pagar su multa y después salir, pero Isaac le expresó que es un lugar horrible y es por toda la eternidad, donde no hay salida, al escuchar eso, el joven dijo que si le preocuparía ir a ese lugar.

Sus miradas habían cambiado, sin duda estaban sintiendo la convicción del Espíritu Santo, Isaac le explicó el glorioso mensaje de la Cruz, como Dios envió a su Hijo Jesucristo, quien vivió una vida perfecta, nunca violó los mandamientos de Dios, pero murió en la cruz en nuestro lugar, recibiendo todo el castigo que nosotros merecemos como pecadores, porque es un Dios justo y Su justicia quedo satisfecha en la cruz, ¡cuán gran sacrificio de amor! nosotros violamos la Ley pero Cristo pagó la multa, les dijo que Dios manda a todos los hombres y mujeres que se arrepientan, que cambien de rumbo en su vida, para ahora seguir a Cristo y poner la fe solamente en El.

Yo les anime a que cada quien en privado oraran a Dios, le pidieran perdón y clamaran por su salvación, que Dios les estaba guiando al arrepentimiento y les estaba regalando la fe para ser salvos, que hoy es el día de salvación, no mañana porque aún no existe, les dijimos que todos los jueves estamos en el mismo parque platicando con las personas, que si deseaban conocer a Dios nosotros podíamos ayudarlos, les ofrecimos de regalo una biblia, nos dieron las gracias y se fueron. ¿Regresarán el siguiente jueves? Solo Dios lo sabe.

Oremos para que el Espíritu de Dios haga la obra milagrosa de salvación, nosotros solo sembramos la semilla, el poder está en la semilla no en el sembrador. ¿Qué pasaría si en Ciudad Obregón (o en la ciudad donde vives) cada cristiano saliera regularmente a compartir su fe intencionalmente? Sin duda veríamos el poder de Dios en la salvación de muchas personas, algo cambiaría radicalmente en nuestra ciudad.

Con aprecio
Abraham Robles

¿Tienes algún comentario? Contactame en https://www.facebook.com/abraham.robles.tapia
www.MinisteriosCielosAbiertos.com 

lunes, 23 de diciembre de 2013

¿Hasta cuando?. Abraham Robles

Oh hombre, tu que escuchas el mensaje de la cruz una y otra vez, ¿hasta cuando te rendirás al Señor? ¿hasta cuando clamaras por perdón y salvación? deja de confiar en tu poder para regenerarte! deja de pretender alcanzar la salvación por tus obras! No permitas que el diablo te haga creer que tienes que cumplir con ciertas reglas para poder llegar a ser salvo! Tus "buenas" obras son como trapos de inmundicia ante Dios! date cuenta que has quebrantado todos los mandamientos de Dios, has violado la Ley que Dios escribió en tu corazón (Romanos 2;:14), aveces piensas que es demasiado difícil seguir a Cristo, y sabes, en tus fuerzas es imposible! pero para Dios no es imposible!

Solo déjate caer en los brazos de Jesucristo, como aquel niño que se deja caer por detrás en los brazos de su madre, confiando totalmente que ella le sostendrá, así tu, que sientes una convicción en tu corazón por el mensaje del sacrificio de Cristo, que sientes convicción por tu culpabilidad delante del Juez  justo del universo, sabes, eso que arde en tu corazón no proviene de ti, porque del corazón del hombre no sale nada que agrade a Dios, eso que sientes, por mínimo que sea, esa pequeña chispa de convicción es el Espíritu Santo diciente que vengas a Cristo, refúgiate en los dulces brazos del Señor y Salvador, que primero quebranta el corazón de piedra, y con ternura nos lleva al Padre, arrepiéntete y cree en el evangelio! (Marcos 1:15)

Sabes, el Gran Rey del mundo te aceptará (el que a El viene, no le echa fuera) con sus brazos abiertos, y no por tus méritos, sino por los méritos de su Hijo Jesucristo, quien pagó tu multa en la cruz, quien llevó toda tu maldición, todo tu pecado, toda tus miserias, tus rebeliones, seria un acto deshonroso para el Rey que vinieras a El exigiendo cosas egoístas, materiales y terrenales, diciéndole: Oh Gran Rey, te acepto en mi corazón,  No! tu debes rogarle a Dios que El te acepte en Su reino y El con gran gozo lo hará, para gloria de Su nombre y por amor a ti.

¿Hasta cuando? hoy es el día de salvación, no mañana, porque aun no existe, (2 Corintios 6:2)
el diablo te dice mañana, Cristo te dice hoy.

Con aprecio
Abraham Robles


lunes, 16 de diciembre de 2013

La oración de un predicador. Isaac Robles



Dios de la Eternidad, Creador de la Tierra, de los Cielos, de todo el Universo, Señor de lo invisible y de lo que podemos mirar, Padre muy pronto Ante Ti se doblara toda rodilla y toda lengua confesara que tú siempre has sido el Señor de Señores de los que creen y aun de los que no creen.

Mi Dios somos como Ezequiel parados en medio de un Gran Valle de Huesos Secos, estos realmente están sin vida porque no pueden escuchar no quieren creer en Tu mensaje, aunque les Proclamamos Tu evangelio con amor y con mucha compasión no nos escuchan, como dice Isaías ¿quién ha creído a nuestro anuncio?, somos perseguidos por los hombres argumentando que ya no funciona ser como Ezequiel, Señor pero Tu que habitas en la Alabanza de Tu pueblo, que te deleitas en los hombres quebrantados de corazón, en los hombres con sed de justicia, hambrientos de tu palabra, en los hombres humildes de corazón y que se han auto proclamado incapaces en sus fuerzas de darles vidas a los huesos con poder de sabiduría humana, síguenos sosteniéndonos firmes.

Pero tú lo has planeado darles vida a esos huesos por la locura de la predicación, la Cruz de Cristo porque es poder Tuyo para la Salvación delos hombres, Señor ahora sabemos que es un mensaje imposible de creer cuando se proclama tu mensaje sin ninguna contaminación de los hombres porque la locura de la predicación para los hombres religiosos es tropezadero y para los sabios una locura, tú te has complacido salvarnos con la locura de la predicación.

Ahora permítenos seguir confiando en tu palabra, confiando que Tu Santo Espíritu convenza a los huesos de pecado, de justicia y de juicio, danos el valor para seguir siendo como Ezequiel que cada vez que alcemos la voz en el centro de nuestra ciudad, en el seguro social, y el en centro de adicciones, tengamos ese valor para seguir proclamando todo el consejo Tuyo.

Ten Misericordia de los Huesos secos porque en verdad son muchos, permíteles horas, días o años de vida para que atreves de un tratado, atreves de una predicación al aire libre puedan escuchar tu mensaje, que ellos puedan Arrepentirse y puedan confiar en el Señor Jesucristo.


Danos tus palabras en esta noche que vamos a hablar, y enséñanos a depender cada día de ti, que tu Santo espíritu, esta noche convenza de pecado, de justicia y de juicio a las personas que van a escucharnos, la gloria sea dada a ti solamente en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo Amen. 

Isaac Robles
Predicador de la Iglesia Cielos Abiertos

sábado, 14 de diciembre de 2013

Donaciones y ayudas













Muchas gracias por su interés en colaborar con nosotros para glorificar a Dios y para el avance de Su reino. Como congregación tenemos algunos principios y necesidades que podría considerar antes de cualquier ayuda.

PRINCIPIOS

* Las necesidades de este ministerio se suplirán siempre mediante la oración. Confiamos plenamente en Dios que El suplirá a Su tiempo nuestras necesidades conforme a Su perfecta voluntad. No deseamos hacer uso de la manipulación ni el sentimentalismo a la hora de expresar nuestras necesidades a los hermanos y hermanas en Cristo. 

* No deseamos competir con otras iglesias bíblicas ni ser egoistas. Por el contrario, usaremos los recursos que Dios nos ha confiado para colaborar con ellos, si Dios nos dirige vamos a sacrificar nuestras metas para apoyar a otros hermanos en el avance del reino de Dios. 

* Nuestra necesidad principal es de exaltar la gloria de Cristo, crecer en la gracia y el conocimiento de Dios, para edificar la iglesia y engrandecer Su reino, atreves del evangelismo cotidiano y al aire libre (publico) así como el discipulado bíblico. 

* No queremos medir el éxito de este ministerio por la cantidad de recursos o infraestructura que podamos llegar a tener, sino por la fidelidad a la Palabra de Dios y la proclamación constante del evangelio. 

NECESIDADES

* Necesitamos de la ayuda de Dios y de su oraciones, sabemos que la oración es fundamental en la vida de todo cristiano y de una congregación.

* Constantemente imprimimos miles de tratados evangelisticos con el fin de utilizarlos para el evangelismo personal y publico,  así como la adquisición de biblias y literatura para testificar, por la gracia de Dios todos los lunes predicamos al aire libre y evangelizamos a las personas afuera de urgencias en el hospital (IMSS) de Cd. Obregon, nuestra meta es que los 7 días de la semana se este predicando públicamente, nos gustaría llenar la ciudad con el evangelio.

* Estamos trabajando y orando para la adquisición de un terreno en el cual construir un lugar fijo donde podamos reunirnos, deseamos que Dios nos provea un lugar (actualmente rentamos un local en la ciudad), sabemos que Dios no habita en templos hechos de manos de hombres, pero sabemos las ventajas de contar con un lugar propio para reunirnos y contar con salones apropiados para los niños y la Escuela Bíblica. 

* Deseamos primeramente llenar la ciudad con el evangelio, también hacer obra misionera en zonas aisladas y rurales alrededor de la ciudad, así como en pueblos del sur del estado de Sonora y después alrededor de México, también proveerles de biblias, material bíblico, provisiones, etc. sabemos que algunos pueblos  padecen de pobreza extrema. 

Si después de haber orado y meditado, Dios pone en su corazón el deseo de colaborar con nosotros para el avance del evangelio, ya sea en oraciones, biblias, tratados evangelisticos o financieramente, damos las gracias a Dios que lo hace posible. Las dos maneras de hacerlo es por medio de un deposito bancario o por Paypal, mándanos un email a contactocielosabiertos@gmail.com para proporcionarte los datos.

Hacerlo todo para la gloria de Dios (Colosenses 3:23)

Lee 2 Corintios 9

Agradecemos sus sinceras oraciones

Nuestro amor en Cristo sea ustedes